Matt McMullen, el creador de la primera muñeca sexual del mundo, ‘Harmony’, le dio los permisos necesarios a Mehiel para llevar a cabo la producción que se centra en los prostíbulos de robots y la industria de las citas, señaló un artículo del Daily Star.

En una entrevista para ese medio, el director de cine reveló que el 56 % de todos los encuestados dijeron que tendrían relaciones sexuales con un robot, motivo por el cual decidió constatarlo creando una cuenta de Tinder de ‘Harmony’ con unas fotos suyas y la siguiente descripción:

“Hola. Soy una robot anatómicamente correcta y sexualmente competente con la más avanzada inteligencia artificial. Estoy en Tinder para encontrar a chicos interesados en mí”.

View this post on Instagram

Harmony's feeling a bit shy today.

A post shared by Realbotix (@realbotix) on

“Cuando abrí la cuenta, hice el experimento un viernes de 9 a 11 de la noche, tiempo en el que ‘Harmony’ recibió 92 ‘match’. Sin embargo, el experimento real fue cuando respondí las solicitudes con una pregunta ¿Tendrías sexo conmigo? sí, no o tal vez”, le dijo Jimmy Mehiel al Daily Star.

El artículo continúa abajo

Cuando el director de cine hizo la pregunta, recibió una serie de respuestas, y un chico dijo: “Eres asqueroso”. Otra persona dijo: “sí. Eres la persona más genial que he encontrado aquí”. Mientras que un tercero escribió: “sí… cuadremos el tiempo”.

Ante los resultados obtenidos en la ‘app’ de citas, Mehiel se mostró sorprendido al notar que a los usuarios les llamaba la atención el aspecto de la robot para experimentar y tener relaciones sexuales con ella, por esa razón agradeció a Matt McMullen y a la compañía de robótica RealBotix por crear a ‘Harmony’, muñeca que se puede conseguir en el mercado por 8.000 dólares.