La seguridad informática vuelve a ser noticia mundial gracias a una filtración masiva por parte de la empresa china Socialarks. Se estima que al menos 200 millones de datos de usuarios quedaron expuestos. 

Así lo confirmó El Español, que hizo énfasis en que los afectados se reparten en redes como Facebook, Linkedin e Instagram.

Safety Detectives reveló en un balance de la investigación del caso que son por lo menos 400 GB de información los que quedaron completamente vulnerables. 

De momento, se sabe que ElasticSearch, servidor de Socialarks, no contaba con la protección necesaria para respaldar la información que inescrupulosos del mundo virtual podrían utilizar a su favor.

Aunque no han salido a la luz nombres específicos, hay desde ‘influencers’ hasta usuarios anónimos en el grupo de cibernautas afectados. 

Fueron expuestos en total 11 millones de perfiles de Instagram, 81 millones de cuentas de Facebook y 66 millones de usuarios de Linkedin.

Una vez descubierta la falla, 55 millones de perfiles de Facebook fueron borrados.

Safety Detectives advierte sobre el alto riesgo de suplantación de identidades y fenómenos de ‘spam’ masivos a partir de la falla que dejó a más de un usuario virtual con el corazón en la mano.