Un primer ejercicio se hizo con el videojuego ‘Devil May Cry 5’, uno de los más antiguos pero que en esta nueva edición de PS5, Xbox Series X y S viene renovado, con una resolución de 4K y 60 frames por segundo (fps). Los tiempos de carga, medidos por Gizmodo, dan cuenta de los siguientes resultados:

  • PlayStation 5: 4.01 segundos
  • Xbox Series X: 5,59 segundos
  • Xbox Series S: 6,95 segundos

Como se evidencia, las diferencias no son abismales, pero la nueva PS5 le saca ventaja a su rival. Otra prueba se realizó para medir el tiempo que tardan las consolas para pasar del ícono de inicio al panel de control y al menú de inicio, omitiendo la cinemateca de apertura, según cuenta ese mismo medio especializado.

Los resultados fueron los siguientes:

  • PlayStation 5: 19,52 segundos
  • Xbox Series X: 41,98 segundos

Es este punto sí se rajó al consola de Microsoft, que registró más del doble de tiempo de la de Sony.

PS5, Xbox Series X y S

Otro juego que se probó fue ‘NBA 2K21’. El ejercicio que hizo Gizmodo fue iniciar un juego y estos fueron los tiempos:

  • PlayStation 5: 6,92 segundos
  • Xbox Series X: 5,19 segundos

Una mirada diferente la tiene Tom Warren, director de The Verge, que comparó los tiempos de carga de las tres consolas con ‘Destiny 2’. Para sorpresa de muchos, la Xbox Series S, la más barata de las 3, ganó en esta prueba.

Así lo evidencia esta prueba publicada por el experto: