El trayecto duró media hora y tuvo lugar en el AeroTEC Flight Test Center del Aeropuerto Internacional del Condado de Grant, en Moses Lake, Washington.

La compañía AeroTEC, socia del proyecto, describió la prueba como “un hito importante para cambiar la industria del transporte y acelerar la revolución de la aviación eléctrica”, según Jalopnik.

Transformar los vehículos para que puedan alimentarse de electricidad es mucho más rentable debido a que se ahorra el costo de combustible y se necesita menos dinero para el mantenimiento, agregó el mismo medio.

Para este proyecto se unió la empresa MagniX junto a AeroTEC con el objetivo de poner en marcha el avión Cessna Grand Caravan 208B totalmente electrificado.

La aeronave fue rebautizada con el nombre eCaravan, tiene un motor magni500 de 560 kW con el que genera 750 caballos de fuerza en su única hélice.

Además, el fuselaje fue modificado y las baterías de iones de litio que pesan cerca de una tonelada se ubicaron donde normalmente irían los pasajeros para que tuviera un desempeño óptimo explicó Gizmodo.