Al parecer la modalidad web de la plataforma fue la primera en registrar problemas de conexión, apuntó La Nación. Varios usuarios reportaron en redes sociales que se les cerró la sesión y que no les cargaba el código QR para ingresar nuevamente.

Lo mismo ocurrió en la aplicación de escritorio de WhatsApp y, posteriormente, en el servicio móvil de dispositivos iOS y Android, que presentaba demoras para mandar mensajes.

Esta caída se presentó en un gran número de países, entre los que están Colombia, Brasil, Argentina, Perú y México.

El sitio web especializado en WhatsApp Downdetector afirmó que el 59 % de los reclamos de los usuarios fueron porque la herramienta estaba sin conexión y el 40 % dijo que no podía “enviar ni recibir mensajes”.

De acuerdo con WABetaInfo, el problema estuvo en el servidor, que se desactivó por unos minutos y causó la interrupción del servicio para ciertos países. Sin embargo, ese portal también confirmó que el servicio ya se está restableciendo por partes.

Aunque WhatsApp no ha aclarado qué fue lo que pasó, ABC cree que pudo tratarse de un “error humano o un problema de código”.