El robot bautizado Spot, le recuerda a los visitantes del parque, por medio de un megáfono, que deben estar al menos  a dos metros de distancia para evitar que aumenten los contagios de coronavirus, informó Gizmodo. 

 Además.,  está dotado con cámaras para esquivar obstáculos y guiarse, pero que no graban nada, por lo que no son un problema para la privacidad. 

Pero registra el número de visitantes al parque y su disposición ante el distanciamiento social. 

El programa durará hasta el 22 de mayo y por  ese tiempo estará vigilado por empleados del Departamento de Parques Nacionales de Singapur que se encargaran para que el robot no sea objeto de robos o vandalismo, agregó el mismo medio.

También se han instalado carteles que informan de la presencia de Spot y pidiendo a los visitantes que no se interrumpa su labor.