El padre del niño, Andi Cahya Saputra, fue el que tuvo la novedosa idea de ponerle a su hijo Google, a pesar de que su esposa no estaba de acuerdo. Al comienzo Karina, la madre del niño, lo llamaba “pequeño bebé” para evitar su nombre original, sin embargo, con el tiempo se acostumbró y hasta le empezó a gustar, según Gizmodo.

“Cuando leí los comentarios en las redes sociales, oh Dios mío, ¿estaba tan mal? Algunos incluso dijeron que nombré a mi hijo Google para obtener una compensación económica, o que Google reclutaría a mi hijo en el futuro, o que Google pagaría su educación”, explicó el padre del niño.

Aunque no era algo que los padres estaban pidiendo, la multinacional decidió enviarle varios regalos al bebé como un puente con su nombre y una bolsa de golosinas.

Además, felicitaron a los padres y les enviaron sus mejores deseos para que el pequeño se convirtiera en alguien útil para la sociedad, afirmó el mismo portal.

Hay que recordar, que esta no es la primera vez que un niño lleva el nombre de una marca o producto, también se han visto otros casos como Go-Pay o Pajero Sport en el mundo.