La NASA está enviando a casi todos los 17.000 miembros de su personal a trabajar desde casa después de que aparecieran varios casos de coronavirus en dos de los centros espaciales, informó Gizmodo.

El Centro de Investigación Ames en California fue elevado a la Etapa 3 del Marco de Respuesta de la NASA después de que se confirmó un caso de COVID-19 el pasado 8 de marzo. “Recientemente recibimos la confirmación de que un empleado del Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA en Alabama dio positivo para coronavirus”, según información de la agencia en una publicación. 

“Aunque no tenemos ningún caso confirmado de COVID-19 en ningún otro centro de la NASA a partir del 14 de marzo, por precaución, todos los demás centros de la NASA están haciendo la transición a la Etapa 2 de nuestro marco de respuesta”. Los directores del centro han estado en contacto con sus empleados sobre este cambio de estado y los pasos a seguir” añadió el Administrador de la NASA Jim Bridenstine, en una declaración. 

Además, solo el Centro de Investigación Ames en Mountain View ha llegado a fase 4 y está sujeto actualmente a un cierre casi total de todas las instalaciones, “excepto para proteger la vida y la infraestructura crítica”, añadió Gizmodo.