Al parecer, en la caja del teléfono inteligente solo vendrían incluidos el móvil y un cable USB-C, pero no habría rastros de audífonos ni de un cargador, de acuerdo con la predicción del analista Ming-Chi Kuo que fue resaltada por FayerWayer.

Entre las razones por las que la compañía de Cupertino habría tomado esta decisión, según el bloguero de tecnología M.G. Siegler, están:

  • Reducir los costos de venta del dispositivo, teniendo en cuenta que el iPhone 12 contará con conectividad 5G y eso sube el precio del celular por sí solo, pero aumentar las ganancias para Apple
  • Disminuir el valor del envío de los celulares desde China, pues cada caja pesaría menos y sería más pequeña
  • Apoyar gradualmente la transición a la siguiente generación de iPhone, que se cargaría de manera inalámbrica, para que los usuarios se vayan preparando al cambio
  • Ayudar al medioambiente, aminorando los desechos electrónicos en el futuro

Para Siegler, esa lista está ordenada en grado de importancia, pues considera que para la compañía tecnológica lo fundamental es pensar primero en la utilidad, pero sin dejar de lado la contribución con el cuidado del planeta.

A propósito de filtraciones, esta contradice una que cobró fuerza hace varios días con respecto a un adaptador de 20 W que traería el iPhone 12 en su caja. Así las cosas, el cargador de esa potencia sí saldría al mercado, pero no acompañaría al celular en su estuche de venta, afirmó 9to5Mac.