La batería del iPhone 11 Pro tiene una curiosa forma de L y dos conectores adicionales causan varias dudas entre los usuarios, pues esta forma es la que usan la mayoría de dispositivos que incluyen la función de carga inalámbrica, según FayerWayer.

Además, las filtraciones del teléfono afirmaban que iba a incluir esta herramienta, pero parece que al final la marca la descartó porque el ‘hardware’ que usan en el celular hubiera debilitado la función al final, mencionó el mismo medio.

Uno de los conectores que encontraron se dirigía al puerto ‘lighting’, mientras que el otro iba directamente al puerto de carga habitual del teléfono. Por lo anterior se puede confirmar que Apple estaba planeando una doble funcionalidad en la batería, de acuerdo con iFixit.

Por otro lado, los expertos notaron que el dispositivo tenía módems de Intel, a pesar de que Apple se haya aliado de nuevo con Qualcomm. También, calificaron el teléfono en una escala de reparación de 6/10.