Los cambios de la nueva actualización empiezan por la barra de notificaciones, que pasará de ser blanca a un degradado transparente negro, según El Androide Libre.

Aunque este color diferencia el celular de los otros que tienen el mismo sistema operativo, puede jugarles una mala pasada a sus usuarios porque al bajar el brillo de la pantalla se confunden los botones de las aplicaciones.

La cámara tendrá con esta nueva actualización un cambio de fuentes, íconos, colores, filtros y en general en toda su estructura para que los usuarios puedan encontrar fácilmente las herramientas de retoque, según Andro4all

Por otro lado, se implementó un sistema de gestos que eliminará los botones del celular para que se pueda aprovechar más la pantalla, pero hay cierta desconfianza con esta herramienta ya que Huawei ha tenido problemas con sus animaciones por su lentitud en los celulares, citó el medio.

Parece que Huawei se ha quedado corto con esta actualización, pues cada vez que saca una nueva versión se caracteriza por sus novedades, pero la EMUI 10 es muy similar a su versión anterior.

Hay que recordar que esta es tan solo una versión preliminar de la nueva actualización, por lo que en el lanzamiento del nuevo Huawei Mate 30 podría haber más cambios. Por ahora, algunos usuarios creen que esta nueva actualización no es lo suficientemente revolucionaria  como para cambiar de teléfono.