El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de Estados unidos publicó nuevas imágenes que muestran el comportamiento del nuevo virus.

Estas imágenes fueron captadas con un microscopio electrónico de barrido y se realizaron con color por el NIAID en Fort Detrik, Marylando, informó IFLSCience. 

La masa de color azul es una célula humana en pleno proceso de apoptosis o muerte celular programada. La célula proviene de la muestra de un paciente enfermo estadounidense de COVID-19 analizada en el centro de investigación de Fort Detrick, en Maryland. Las esferas amarillas corresponden al coronavirus SARS-CoV-2, el responsable del brote mundial, detalló Gizmodo.

El virus mide entre 120 y 160 nanómetros de diámetro, lo que indica que es demasiado pequeño para ser detectado por un microscopio óptico y solo se pueden rastrear con uno electrónico.

El patógeno usa las espinas para adherirse a la membrana celular. Una vez lo logra, utiliza la maquinaria interna de la célula para crear copias de si mismo hasta que la célula infectada implosiona y se rompe, liberando más virus para que infecten las células cercanas.

El proceso destroza las células del tejido pulmonar, lo que causa la flema, la inflamación, la fiebre y todos los problemas respiratorios asociados al virus, añadió el mismo medio.

NIAID
NIAID