Así lo reportó TechCrunch, que aseguró también que todos los datos personales en la plataforma no tenían ningún tipo de autenticación, lo que le permitía a cualquier persona acceder sin ningún problema.

Dentro de la información personal expuesta se incluía la biografía, número de seguidores, imagen del perfil, si sus cuentas estaban verificadas, correo electrónico, número de teléfono del propietario y ubicación por ciudad y país.

Este portal, junto con un investigador de seguridad y responsable de encontrar el problema, Anurag Sen, descubrieron que la base de datos pertenece a una firma de marketing con sede en Mumbai (India) llamada Chtrbox.

Dicha firma tiene el propósito de pagarles a los influenciadores para que publiquen contenido patrocinado en sus cuentas.

Además, la información expuesta incluía datos que calculaban el valor de cada cuenta dependiendo el número de seguidores, compromiso, alcance o cantidad de ‘Me gusta’, para determinar cuánto se les podría pagar a los usuarios para publicar un anuncio, agrega TechCrunch.

La empresa india ya eliminó la base de datos de la red, pero aún no ha dado explicaciones de cómo sucedió la filtración, ni de cómo obtuvo los datos de las millones de cuentas afectadas.