Lo primero que se reveló, gracias al medio alemán WinFuture, fue que el teléfono tendrá un panel Dynamic AMOLED de 6,3 pulgadas de diagonal. A diferencia del modelo plus, éste tendrá una resolución menor ‘full HD+”.

Además, tendrá un lector de huellas dactilares ultrasónico detrás de la pantalla y un S-Pen que acompañará a las dos versiones del teléfono con novedades como que su latencia inferior es de 70 milisegundos, una punta de 0,7 mm de grosor y resistencia al agua, mencionó el mismo medio.

El procesador que tendrá será el Exynos 9825, que tiene 8 núcleos y puede moverse a una frecuencia máxima de 2,7 GHz. También, poseerá una memoria RAM de 8GB y 256 GB en el almacenamiento base, según Andro4all.

En cuanto a la batería del dispositivo, será de una capacidad de 3.500 mAh y un soporte para una carga inalámbrica de 12W. El usuario podrá alcanzar los 25W si usa el cargador USB tipo C incluido en la caja del celular, informó el mismo medio.

La filtración confirma que el celular tendrá 3 cámaras en la parte trasera con 12 megapíxeles y un zoom de dos aumentos. Por otro lado, la cámara frontal contará con 10 megapíxeles, autoenfoque y la posibilidad de grabar vídeo HDR10+.

Aunque ya se revelaron casi todos los datos, puede que Samsung guarde alguna novedad del Galaxy Note 10 para su lanzamiento el 23 de agosto. Por ahora, solo queda esperar a que llegue ese momento.