El fallo les permitía a los criminales enviarles a las víctimas un archivo mp4 falso que ejecutaba un código malicioso en WhatsApp para bloquear los dispositivos, de acuerdo con la compañía.

El fallo llamado “CVE-2019-11931” hacía que el búfer del móvil se desbordará; es decir que los usuarios se veían obligados a reiniciar su teléfono para que volviera a la normalidad, mencionó la compañía.

Una vez los usuarios abrían el video, les daban acceso a los ‘hackers’ a toda la información privada guardada en el terminal, sin la necesidad de que tuvieran acceso físico al dispositivo, apuntó Hipertextual.

Por ahora, solo se han visto afectados los usuarios con las versiones anteriores a la 2.19.274 en Android y 2.19.274 en iOS; no obstante, los usuarios que no pueden actualizar su móvil porque es muy antiguo, deben tener cuidado porque su dispositivo es más vulnerable al ataque, informó el medio.