La demanda colectiva es de 5.000 millones de dólares, fue presentada en un juzgado de California, Estados Unidos, y argumenta que Google estaría violando la privacidad de sus usuarios de manera ilegal, informó Gizmodo.

Todo esto, desde Chrome que, según la empresa, es una forma de navegar sin el riesgo de que los datos sean guardados o recopilados por la compañía o por el mismo dispositivo mediante el cual se accede a las páginas, lo que al parecer no es cierto. 

El portavoz de Google, José Castaneda, se refirió al tema y expresó que la compañía se defenderá enérgicamente contra los reclamos.

“Como declaramos claramente cada vez que abre una nueva pestaña de incógnito, los sitios web podrían recopilar información sobre su actividad de navegación”, dijo Castañeda a Reuters.

La queja indica que la recopilación de datos se hace por medio de  Google Analytics, Google Ad Manager y otras aplicaciones móviles.

Esta información le ayuda a la compañía a conocer los contactos más cercanos, los pasatiempos, hábitos de los usuarios e incluso las cosas más íntimas y potencialmente embarazosas que buscan en línea, detalló The Next Web