En un anuncio este martes, Johnson y Johnson informó sobre una asociación con Apple para un nuevo estudio de Heartline diseñado para recolectar datos sobre la salud del corazón entre personas mayores de 65 años, informó Cnet.

El objetivo del estudio es explorar si la aplicación Heartline Study en iPhone y las funciones de salud cardíaca en Apple Watch pueden contribuir a mejorar y prevenir los riesgos en salud. También aportar a la reducción del riesgo de accidentes cerebrovasculares, con una detección más temprana de fibrilación auricular (arritmia cardíaca a causa de un flujo sanguíneo deficiente), añade el mismo medio.

Este problema médico tiene muy pocas señales de advertencia, lo que dificulta el diagnóstico previo hasta que se produce un accidente cerebrovascular. Las compañías esperan que las aplicaciones y las características del electrocardiograma (ECG) del reloj de Apple ayuden a detectar la enfermedad antes de que ataque, según dijo Engadget.

En torno al tema, un estudio de Stanford encontró que las funciones en monitoreo de frecuencia cardíaca irregular del Apple Watch son lo suficientemente precisas como para usarlas en la medicina moderna, añadió el mismo medio.

Los usuarios pueden acceder a la prueba virtual de manera remota a través de una aplicación y la inscripción al estudio en Heartline.com.

La investigación podría ayudar a prevenir accidentes cerebrovasculares y muertes. En promedio AFib (La fibrilación articular) causa cerca de 158.000 muertes anualmente, precisó Engadget.