El estudiante, que reside en Nueva York (EE. UU.), dijo que la policía llegó repentinamente a su casa en noviembre mostrando una orden de arresto, la cual tenía imágenes del rostro de un joven, que, según Bah, no se parecía en nada a él, indica Bloomberg.

Al parecer, la identidad de Bah se estaba relacionando con el rostro del verdadero ladrón después de que este robara una tarjeta de identificación para registrarse en las diferentes tiendas de la firma de Cupertino en donde sucedieron los hurtos.

Según este medio, la demanda señala que el sistema de seguridad de reconocimiento facial que utilizan las tiendas de la compañía creó una confusión con la cara del verdadero delincuente.

Además, Bah señala que en uno de los robos por los que fue acusado, en Boston, no coincidía con la fecha de ese momento, ya que tiene pruebas de haber estado en su graduación, en Nueva York.

Adicionalmente, el estudiante se queja porque este gran error, que trajo consigo acusaciones falsas, le ocasionó “un estrés severo”, informa Bloomberg.

Hasta el momento, Apple no ha dado declaraciones al respecto.