En esas mismas cuentas dijeron ser responsables de atacar el sitio web del Ejército Nacional este mismo martes, y luego ampliaron sus objetivos a otras instituciones.

En horas de la tarde, la página del Senado presentó intermitencia y luego quedó completamente fuera de línea, mostrando únicamente la palabra ‘Error’.

Mientras tanto en Twitter el grupo se adjudicó el hecho y dijo haber filtrado correos electrónicos y contraseñas de los senadores.

Esa filtración también habría sucedido con miembros del Ejército, indicaron esas mismas cuentas.

Después, Anonymous anunció que su siguiente objetivo sería la página de la Presidencia:

Pasadas las 7 de la noche, el ataque pareció tener éxito y tampoco era posible acceder al sitio de la Presidencia.

Otras cuentas con menos seguidores también dijeron haber filtrado datos bancarios de “altos gobernantes de Colombia”.

Hasta la publicación de esta nota no había pronunciamientos del Gobierno al respecto.