El guardia fue hallado sin vida en uno de los baños del noveno piso del edificio del Palacio de Justicia, en la tarde del domingo 31 de mayo, y según RCN Radio el informe indica que estaba “tirado en el piso (…) posición corporal acostado boca arriba en un plano paralelo al suelo entre el orinal y el inodoro”.

El reporte también indica, dice la emisora, que Asprilla Castro conservaba el arma de dotación “sin municiones” guardada dentro de la chapuza y colgada en su cintura, y que el cuerpo no presentaba ninguna señal de violencia física.

De acuerdo a estos primeros datos que entregó la empresa de vigilancia de Seguridad Central Ltda, al director administrativo del Palacio de Justicia, la emisora dice que “se descartó que se tratara de un suicidio”.

A esta misma versión le apunta Caracol Radio cuando cita, textualmente, una parte del informe donde personal del CTI (grupo Quincy) que inspeccionó el cuerpo argumenta que “posiblemente el deceso del vigilante Asprilla Castro obedeció a un infarto, ya que en la revisión del cuerpo no le encontraron ningún signo de violencia”. Aun así, el cadáver fue remitido a Medicina Legal para el dictamen oficial, que hasta el momento no se ha hecho público.

Lo que se conoce, explican las dos frecuencias, es que los compañeros del vigilante se percataron de su ausencia luego de que escucharan timbrar un celular en el baño del piso 9, y que al tratar de contactarlo se dieron cuenta de que no respondía.

“Debido a que el baño se encontraba con seguro, le informa al supervisor Torres, quien ante esta situación inmediatamente me informa vía telefónica que fuerce la puerta para abrirla y verificar qué está sucediendo con nuestro vigilante”, dice el reporte, firmado por el jefe de seguridad, Hermes Morales.

Los vigilantes dieron aviso a las autoridades sobre las 5:30 de la tarde, y el levantamiento finalizó cerca de la 1:00 de la madrugada del lunes.

El medio La Nueva Prensa asegura que a este vigilante “no se le había hecho la prueba” de COVID-19, y denuncia que, según una fuente cercana al caso, “han hecho todo lo posible para que esto no lo sepan los medios de comunicación”. ¿Por qué?