En un nuevo fin de semana de restricciones para evitar las aglomeraciones y la actividad nocturna en las principales ciudades del país se presentaron riñas y peleas entre policías y ciudadanos que no cumplieron con las restricciones.

En Barranquilla hubo un enfrentamiento entre los habitantes del barrio Nueva Colombia y los uniformados que llegaron para controlar una reunión, hecho que estaba prohibido en por la Alcaldía de esa ciudad.

Según dieron a conocer en El Ámbito, el informe de las autoridades es que a las 7:25 p.m. un patrullero, que terminó herido, llegó para hacer un comparendo a un establecimiento en el que estaban reunidas un grupo de personas, quienes empezaron a pegarle hasta que llegaron los refuerzos.

“La comunidad enardecida arremete contra la patrulla con el fin de impedir el cierre, se solicita el apoyo y llega personal de la disponibilidad quienes trataron de controlar la situación, pero la comunidad se enfureció aún más lanzando objetos contundentes contra los policías piedra, palo, botellas, etc., resultando así lesionado el policial”, informaron las autoridades.

Sobre el hecho, el mismo medio de comunicación compartió un video grabado por la comunidad en la que se ve que los uniformados también responden a las agresiones.

Pero estos hechos de intolerancia no fueron los únicos que se presentaron en el país. En Medellín, otros policías tuvieron que pelear a puños con los habitantes de un barrio.

En Moravia, tres uniformados fueron agredidos por unos exaltados ciudadanos que estaban en un establecimiento incumpliendo el toque de queda y las restricciones de movilidad.

La situación fue tan incontrolable para los policías que llamaron refuerzos y hasta ese sector de la capital antioqueña llegaron los miembros del Esmad para controlar la situación.

Al respecto, el general Pablo Ruiz, comandante de la Policía Metropolitana de Medellín señaló que “el cuadrante acudió por una riña y luego son agredidos por tres sujetos que estaban incumpliendo las medidas. Ellos provocaron lesiones a tres de ellos y dañaron una moto. Con la llegada de refuerzos capturaron a los sujetos y empezarán un proceso por violencia contra servidor público, daño en bien ajeno y, posiblemente, violación a las medidas sanitarias“.