Giraldo era reconocido en la ciudad por ser un empresario de la rumba y dueño del estanco ‘Licores Frank’s’, del barrio Vallegrande, y según videos que circulan en Facebook cientos de personas se reunieron para darle el último adiós.

Uno de esos videos fue publicado en la página de Facebook de su establecimiento, y allí se observa que los dolientes salieron a las calles a despedirlo a ritmo de salsa y consumiendo aguardiente.

“¡Franklin, vive!”, grita un hombre, arenga a la que varios de los presentes se unen como muestra de solidaridad con el padre de la víctima.

El sepelio de Frank, como lo conocían, fue tan portentoso como su estilo de vida, y sus amigos comentaron en redes que “había que despedirlo por todo lo alto”.

Pero medios como El País, que también publicó un video de la ceremonia en la funeraria, critican la aglomeración de personas que hubo pese a las restricciones por el coronavirus, y dicen que una gran mayoría de asistentes “no utiliza tapabocas, o no lo hace correctamente”.

En cuanto a los hechos que rodean el asesinato del comerciante, el noticiero 90 Minutos dice que, según testigos, dos hombres en una motocicleta de color negro llegaron hasta el establecimiento que atendía Franklyn y le dispararon en varias ocasiones, impactándolo en el pecho y en su brazo izquierdo.

El ataque ocurrió cerca de las 9:00 de la noche del pasado miércoles 17 de junio, y aunque la víctima fue llevada a un hospital falleció casi de inmediato por la gravedad de las heridas.

La Policía no ha reportado capturas ni ha entregado detalles de lo sucedido, pero Semana cita el testimonio de una persona allegada a la víctima que dice que al comerciante al parecer “lo estaban extorsionando y no quiso pagar”.

Otra hipótesis que entrega ese medio es que unos 40 minutos después de este ataque “mataron a tiros a alias ‘Muelas’”, en un barrio cercano, pues lo señalaban de estar detrás del crimen de Giraldo.

Por ahora, lo cierto es que en el funeral de Franklyn hubo licor, lágrimas y mucho guaguancó, y que su despedida fue tan multitudinaria que, incluso, el recorrido hasta el cementerio se trasmitió en vivo por Facebook.