Además de haber estado presuntamente en horario laboral, se encontraban violando las medidas de aislamiento social sin siquiera hacer uso de tapabocas, en la fiesta ocurrida en Ebéjico, Antioquia, informó Blu Radio. 

Estas conductas son materia de investigación para encontrar a los responsables y tomar las medidas disciplinarias que haya lugar”, indicó a esa emisora el coronel Eber Gómez, comandante (e) de la Policía de Antioquia.

Esta no es la primera fiesta clandestina donde se encuentran funcionarios del departamento de Antioquia. El pasado 17 de agosto, en Medellín, la subsecretaria de lo Público de la ciudad, Elizabeth Ramírez, fue grabada mientras rumbeaba de forma ilegal. 

Al respecto, ella dijo: “Los funcionarios estamos llamados a dar ejemplo, y este, sin duda, no lo fue. Quiero pedirle a toda la ciudadanía mis más sinceras disculpas, a mi equipo de trabajo y al señor alcalde por toda la confianza depositada en mí”, comentó Ramírez, quien presentó su carta de renuncia que fue aceptada por el alcalde Daniel Quintero. 

La mujer se mostró afectada por la decisión que tuvo que tomar, luego de que usuarios en redes la cuestionaran por no acatar las normas que impuso la administración de la capital antioqueña para, precisamente, controlar las fiestas clandestinas en medio de la pandemia. 

Ciertamente, la situación no está para esos comportamientos. De acuerdo con el más reciente informe del Ministerio de Salud (24 de agosto), Antioquia cuenta con 71.983 de los 551.696 casos confirmados de coronavirus en el país.

Este es el video, difundido en redes sociales, de la fiesta clandestina en Ebéjico, Antioquia: