En la tarde de este Viernes Santo, las personas querían seguir subiendo pero la Policía impidió el paso porque ya se había terminado el horario permitido para el ingreso.

La situación provocó un altercado entre algunas personas y los uniformados, uno de los cuales sacó un arma de fuego y apuntó a la gente mientras pasaba un camión por la vía de subida a la cima del cerro.

Algunas personas sostienen que ese precisamente fue el problema y señalan que el policía embistió con su caballo a la comunidad para abrir espacio a un vehículo y luego le apuntó a quienes lo cuestionaron.

Ante esto, las personas comenzaron a gritar cuando les apuntaron y recriminaron al uniformado por “abuso de autoridad”.

Entre tanto, otra hipótesis señala que el uniformado estaba persiguiendo a un joven que minutos antes golpeó a dos auxiliares de Policía, que permanecen bajo observación médica, cuando les negaron el ascenso al cerro, indicó Noticias RCN.

Precisamente, dos personas fueron multadas y una más detenida por una agresión contra los policías durante el altercado.

En cualquiera de los dos casos, el comandante de la Policía de Cali, general Hugo Casas, tachó la situación de “reprochable desde todo punto de vista” porque los uniformados están para “proteger y cuidar a los ciudadanos” y no para actuar de forma “desmedida”, y anunció que seguirá de cerca el proceso:

“Vamos a continuar con unas investigaciones disciplinarias sobre esta conducta, […] Quiero dar la tranquilidad de que estos hechos no van a quedar sin una investigación contundente”.

El general Casas agregó que no permitirá que ese tipo de ese tipo de situaciones “empañen la imagen de la institución” e indicó que la institución va a continuar prestando el servicio en los lugares turísticos, en los lugares de peregrinación y en las iglesias con los 1.200 policías destinados a esas actividades.

Este es el video: