Denunciaron que el vuelo con 290 pasajeros debía salir a las 10 p.m., pero que eran las 3 a.m. y nada que despegaban, informó Noticias Caracol. 

El avión tenía una falla eléctrica que iban a solucionar manualmente; dijeron que no la solucionaron, que se llevaban el avión al garaje y que se demoraban 10 minutos; eso fue a la medianoche”, detalló una de las pasajeras afectadas, en diálogo con ese medio.

De igual forma, dicen que la aeronave estaba sucia y que no cumplía con el mínimo de las medidas sanitarias para un vuelo de tal envergadura, hasta España. 

El avión se veía en condiciones muy malas, no tenía aire acondicionado; estaba sucio, era un avión que no estaba en óptimas condiciones”, agregó otro pasajero afectado, en conversación con el informativo. 

Las personas que se bajaron del vuelo, que finalmente despegó con los demás pasajeros, ahora exigen que les respondan por los 2’500.000 pesos que pagaron por el tiquete del vuelo humanitario que no terminaron embarcando, concluyó Noticias Caracol.