En un principio, el video muestra a varios militares atrincherados detrás de unos árboles que hay en la base militar La Lizama, en Barrancabermeja (Santander), y uno de ellos, que sería un suboficial del Ejército, apunta su fusil hacia la barricada.

Esto, porque al otro lado del muro hay varios jóvenes, algunos armados con machete, que en tono agresivo desafían a los militares.

“¿Usted llamó a la Policía, mi cabo?”, pregunta un soldado, interrogante del que no se escucha respuesta.

Es en ese momento que el menor, identificado como Rafael Antonio Caro, de 16 años de edad, salta la barrera de protección de la base. Uno de los uniformados, al parecer el que graba, advierte a su superior de la presencia del joven.

“¡Ay, mi cabo. Pégueselo, pégueselo!”, grita el soldado.

El suboficial, haciendo caso a la advertencia, dispara en al menos siete oportunidades, y uno de esos proyectiles termina por impactar el cuerpo del menor.

De ahí en adelante todo es confusión, pues los militares corren hacia donde está el joven y se encuentran con que tiene una herida mortal a un costado del torso.

Si bien el video muestra que uno de los uniformados se acerca para observar lo ocurrido, y hasta le pone sobre la herida una camiseta que llevaba Caro en sus manos, Pulzo se abstiene de publicar esa parte debido a las crudas imágenes.

Lo que sí se puede decir, con base en la grabación, es que mientras los militares piden que alguien llame una ambulancia, un hombre que aparentemente estaba junto con la víctima salta la barricada, con autorización del suboficial, y carga al menor para pasarlo al otro lado.

Luego de eso, lo suben en una motocicleta y lo trasladan hasta un hospital, en donde horas después se confirmó su muerte, el pasado sábado 27 de julio.

De acuerdo con el informe de Medicina Legal, que compartió Caracol Radio el 31 de julio, el cuerpo de Caro presentaba una herida en la arteria aorta producto de las esquirlas de un disparo.

Esto, porque según dijo en rueda de prensa el ministro de Defensa, Guillermo Botero, el militar “disparó contra el piso, no a la persona, pero en el rebote del proyectil fue herida la persona que posteriormente falleció” en el hospital de esa población santandereana.

El fiscal general encargado, Fabio Espitia, detalló que el proyectil “iba no dirigido contra esta persona”. “En principio, la hipótesis apuntaría a un homicidio culposo”, afirmó, en el mismo evento con la prensa.

Esta nueva pieza audiovisual se suma al video que grabó un joven desde una motocicleta, que se encontraba en la parte exterior de la base militar La Lizama. Las dos grabaciones aportan nuevos elementos para enriquecer la investigación del caso, pues la emisora dio a conocer que al militar que disparó le imputarían cargos por el delito de homicidio culposo, ya que según versiones la intención era disparar al piso para ahuyentar de allí al menor.

Esta es solo una parte del video que difundió el medio Noticias Plec, en su página de Facebook.