Sucedió en sector de Santa Bárbara en el municipio de Ubaté, Cundinamarca, luego de que la Policía descubriera a los infractores durante un operativo que hizo en la noche de este miércoles.

Como un castigo pedagógico y social los infractores tuvieron que marchar por todo el barrio cantando: ‘No salgas a la calle, quédate a la casa’, repetidas veces, mientras que en una patrulla, la Policía les advertía a los demás ciudadanos las consecuencias de no acatar el aislamiento obligatorio.

“Ahí está un gran ejemplo para los demás vecinos de Santa Bárbara que no quieran acatar los decretos. Los señores que se quieran pasar por la galleta los decretos…936.000 pesos de multa. La próxima no será cantando, sino pagando, señores”, advertía un perifoneo de la institución.

El video de la sanción lo compartió el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, que en su Twitter advirtió que hará respetar el aislamiento.

“En Cundinamarca la cuarentena se respeta o se respeta, vamos por las buenas o con las sanciones, no vamos a permitir que la irresponsabilidad de unos cuantos ponga en peligro la vida de miles”, aseguró.

Además de la sanción económica, los infractores de la cuarentena nacional obligatoria se exponen a que se les inicie un proceso penal e, incluso, sean condenados en prisión por poner en peligro la salud de los demás.