El delito tiene los agravantes de que la privó de su libertad y le infringió “intimidación física y psicológica”, indicó la información de la Policía.

La captura se hizo en la capital, en coordinación con el Servicio de Alguaciles Federales de EE.UU. y la Fiscalía y ahora permanece en un centro penitenciario de Bogotá a la espera de que se autorice su extradición, pues es requerido por el circuito judicial decimotercero del Estado de Florida.

Según los datos con que cuentan las autoridades, el hombre fue militar estadounidense e incluso formó parte de un grupo de fuerzas especiales en Afganistán, y en la actualidad está pensionado por el Departamento de Asuntos de los Veteranos del Ejército de Estados Unidos.

El jefe de la Oficina Central Nacional OCN-INTERPOL Colombia, coronel Alfredo Currea, destacó que en el estado de Florida el delito del que le acusan “tiene una pena mínima de 25 años de cárcel”.

CM& compartió las imágenes que grabó la Policía del momento de su captura: