Esa organización criminal atemorizaba a los habitantes de la localidad de Ciudad Bolívar y podía recopilar hasta 27 millones de pesos mensuales luego de robar las pertenencias de cientos de personas, informó Citynoticias.

Los delincuentes atracaban en buses de servicio público, paraderos de SITP y diferentes barrios. Además, cuando su objetivo eran los taxis, en algunos casos se hacían pasar como pasajeros y en otros solo interceptaban a los conductores intimidándolos con armas blancas o de fuego.

Un testigo le contó al noticiero parte de la forma en la que operaban: “Tres, cuatro personas. Se escondían y esperaban o ponen a la muchacha bonita, o el pelado con un bebé o la pelada embarazada con un coche”.

Por otro lado, si se trataba de los buses, algunos de ellos se paraban en las puertas para no dejarlas cerrar hasta que sus cómplices les quitaban todas las pertenencias a los pasajeros.

Una de las cosas que sorprendió a las autoridades es que estas personas vivían en la misma zona donde cometían estos hurtos y eso impedía que los habitantes de barrios como Meissen, Lucero, La Estrella, Perdomo y República de Venezuela los denunciaran.

Además, los capturados tenían antecedentes por los delitos de hurto, tráfico de estupefacientes y porte ilegal de arma de fuego, reveló un investigador.

Este es el reporte completo del noticiero: