Ya van a poder estar tranquilos, ya pasó la veda de 5 meses. Ya ahora, nuevamente, ¡al amor!”, manifestó el burgomaestre, en un video difundido en redes sociales. 

De acuerdo con el decreto firmado por Ospina, más de 300 moteles podrán reabrir, con medidas de bioseguridad obligatorias, en Cali, informó Blu Radio.

Cali es una ciudad del amor y ante el amor nos rendimos; lo más importante, no nos rendimos con bioseguridad. Por eso se abren los moteles para que la ciudad recobre su actividad cotidiana”, indicó el alcalde, en declaraciones recogidas por esa emisora. 

Dentro de las normas que deben adoptar los establecimientos están contempladas la toma de temperatura, desinfección de zapatos, ingreso máximo de 2 personas por pieza y uso de tapabocas para clientes a la entrada y a la salida, agregó el noticiero del canal Telepacífico. 

Paradójicamente, el motel que eligió Ospina para hacer el anuncio (Kiss Me, en el centro de Cali) fue multado el pasado primero de agosto, después de abrir sin permiso y acoger a varios clientes a pesar del toque de queda decretado en ese momento en la ciudad, concluyó Caracol Radio.