El delito se registró el pasado 6 de septiembre en la calle 26 con avenida 68, según reportó Noticias Caracol. El medio agregó que la víctima aseguró que se encontraba en un bus del SITP cuando fue abordada por el individuo que la hirió con un arma blanca y le robó su celular.

Tras los hechos, la Policía realizó la captura del criminal, lo trasladó a la URI de Puente Aranda, luego al complejo judicial de Paloquemao, pero después de 36 horas de su detención quedó en libertad.

Ante la salida del ladrón, el noticiero consultó a Ricardo Burgos, abogado penalista, quien dio detalles del caso. Burgos dijo que “la persona no pudo ser llevada ante un juez de control garantías durante las siguientes 36 horas, como exige la ley, porque en la URI no había un juez que atendiera el caso”.

Por otro lado, el medio le preguntó sobre el caso a la Corporación Excelencia a la Justicia y afirmó que esto deja en evidencia las falencias que tiene el sistema judicial.

A pesar de que quedó en libertad, el ladrón sigue vinculado al proceso. Sin embargo, según Noticias Caracol, esto no es garantía de que el delincuente rinda cuentas ante la justicia.