Johana Rodríguez, víctima del robo, le dijo a Citynoticias que el individuo “necesitaba gente para empacar regalos y que por semana pagaba 270.000 pesos”.

El rumor de la oferta se regó por el barrio Tintal 1, y varios vecinos se acercaron al supuesto militar, que les pidió una hoja de vida, informó el noticiero.

Jeimy Uribe, también afectada por el robo, le dijo al informativo que confió en la oferta del ladrón porque le alcanzó a ver una identificación que decía “papelería Batallón Puente Aranda”.

Así pues, Uribe le contó al canal local que se fue en un taxi con varias personas del sector, que también estaban buscando trabajo, con rumbo a la localidad de Puente Aranda, en el centro-occidente de Bogotá.

Jugando con las ilusiones de sus víctimas de tener un trabajo que les diera la posibilidad de disfrutar de una Navidad con un ingreso, el impostor llevó a sus víctimas a esa zona, donde desapareció con al menos 15 celulares, según Citynoticias.

Sin embargo, a pesar de denunciar el asalto, el informativo no dio detalles del modo en que ocurrió el delito, de cómo fue que el supuesto militar le quitó sus teléfonos a 15 personas ni de cómo fue que llevó a tantas víctimas al lugar del robo.

No obstante, Johana Rodríguez dijo que a varias muchachas las dejó en una esquina de Puente Aranda, mientras que a su hijo se lo llevó “más hacia arriba”, pero no dio más información.