“Quien viola Derecho Internacional Humanitario (DIH) es quien tiene a los menores en ese campamento”, dijo Holmes Trujillo en entrevista con Blu Radio, y agregó: “Por esa razón lo pone (al menor de edad) un eventual riesgo incidental”.

El jefe de la cartera de Defensa justificó las acciones de la fuerza pública: ¿Se pueden hacer operaciones militares cuando hay menores? Sí se pueden hacer. Se pueden hacer cumpliendo debidamente todos los principios de conducción de las hostilidades. Es decir, respetando los principios el principio de humanidad, de necesidad militar, distinción y proporcionalidad”, señaló en la frecuencia radial.

Y remató con esta frase, para evidenciar que el Ejército actuó de forma lícita: “Es de inmensa gravedad lanzar mensajes subliminales o directos que confundan a la opinión pública y que creen la idea equivocada, una idea que rechazamos y que no podemos aceptar, de que la Fuerza Pública mata niños. La Fuerza Pública no mata niños”.

La alusión del ministro a la muerte de menores de edad, según Blu Radio, obedece a lo expresado por el senador Roy Barreras acerca de que en Colombia han muerto 36 niños en operativos militares este año, pero los periodistas de inmediato se refirieron como a un acto cobarde por parte de los guerrilleros tener a menores de edad como “escudos humanos”.

En declaraciones del comandante del Ejército, general Luis Fernando Navarro, los soldados revisaron el lugar antes de abrir fuego y notaron que ya no se encontraban los menores de edad que anteriormente habían identificado para, ahí sí, proceder con el operativo.

Andrés Felipe Vanegas Londoño, conocido como alias ‘Uriel’, fue abatido en el municipio de Nóvita (Chocó) y estaba acompañado por 15 de sus lugartenientes.

Algunos de los hombres cercanos de ‘Uriel’ habrían sacado a los niños del campamento antes del ataque militar.

Uno de los periodistas de Blu Radio afirmó que la niña de 10 años sería hija del guerrillero de 41 años abatido, mientras que un niño de 6 años sería hijo de otro guerrillero del Eln.

En el operativo solo murió alias ‘Uriel’, lo cual denota un cambio de estrategia del Ejército, como dice la emisora, al pasar de los bombardeos en los que se mataba sin distingo, a operaciones altamente especializadas y precisas.

“Hicimos un planeamiento riguroso sobre esta operación militar para llevar un mínimo margen de error. Confirmamos que quien tenía los menores era el Eln, que se los lleva del lugar”, indicó el general Navarro, citado por Caracol Radio, que le exigió al Eln que devuelva los menores que tiene en su poder.