Arauca, Caquetá, Guainía, Guaviare, Vaupés y Vichada son los departamentos donde se ha presentado este incremento del 3.000 % en el turismo.

Santos celebró dicho aumento y puso el ejemplo de Caño Cristales: “El ‘Mono Jojoy’ […] dominaba toda esa región y allá se iba a bañar con sus compañeras”.

“Hoy es uno de los sitios más espectaculares. Durante mucho tiempo fue impensable que un turista tuviera acceso a este tesoro que pertenece a todos los colombianos”, añadió.

Pero más allá de este aumento del turismo en zonas de conflicto, también es cierto que hay zonas de conflicto que podrían tener una afectación ambiental ahora que no hay enfrentamientos contra las Farc.

“Puede esperarse que el cambio en la correlación de poderes en zonas de alta montaña influya sobre el estado de conservación de los ecosistemas y en el dominio del territorio por parte de sus habitantes.”, dice el Instituto Humboldt.