“Estamos reclamando el derecho al trabajo por la sencilla razón de que nos modificaron un decreto (840). Antes nos permitían trabajar como carros de carga liviana y ahora nos lo pasaron a carros de carga pesada”, indicó uno de los voceros de la protesta, quien no fue identificado, a City Tv.

También criticó en ese canal la medida, basándose en que les “están quitando la comida”, ya que no les alcanza “con la plata que hacen en las pocas horas” que los dejan trabajar, agregó el miembro de la organización.

Por su parte, otro de los voceros, Teddy Escudero, declaró en RCN Radio, que “necesitan un diálogo directo con la alcaldesa, para llegar a un acuerdo definitivo”.

La decisión tomada por el Distrito aplica “restricciones de circulación en función de la capacidad de carga de los vehículos”.

El pasado 9 de marzo, en otro plantón del gremio, uno de sus múltiples voceros, Félix Cubero, dijo a Pulzo que “solamente los dejan circular entre 8 a.m. y 5 p.m. entre semana”.