Fue Noticias Caracol el que hizo visible esta idea de negocio de las mujeres, que contaron con el respaldo de administradores de casas de lenocinio quienes les ofrecieron espacios para ubicar los productos.

En imágenes que compartió el noticiero se aprecia que las mujeres ofrecen la fruta empacada y cubierta con papel transparente, garantizando así el contacto directo a la hora de entregarla al cliente.

“Como todo quedó cerrado, y nosotros vivimos de esto, yo hablé con ellas y les dije que iba a traer frutas para vender”, explicó en el noticiero Diego Ciro, administrador de un prostíbulo.

Las mujeres, con su debida protección, recorren las calles ofreciendo sus productos y esta idea ha tenido gran acogida entre la población, tanto así que desde la alcaldía local les ofrecieron ayudas con alimentos para que puedan trabajar y conseguir el sustento diario.

La secretaria de Gobierno de Puerto Boyacá, Lina Restrepo, explicó que la idea es aliviar las necesidades de estas mujeres en medio de la crisis por la pandemia, y destacó que las ayudas también se han llevado a zonas rurales y personas menos favorecidas.

Y es que uno de los sectores más afectados con la pandemia del coronavirus es precisamente el de las trabajadoras sexuales, y por eso, de acuerdo con Canal Capital, desde el sindicato que las representa (Sintrasexco) se hizo un llamado al Gobierno para que les brinde ayuda, ya que un buen número de estas mujeres es de nacionalidad extranjera.

Fidelia Suárez, presidenta de Sintrasexco, dijo en el noticiero que como estas personas “viven del día a día” han sido expulsadas de hoteles y residencia, y es por eso que la idea de vender frutas y verduras ha sido destacada en medio de la crisis.

Así es como las mujeres venden las frutas.