El director del ahora partido Farc manifestó a las víctimas cuán equivocados estaban los de la ahora extinta guerrilla al hacer sus planes de expandirse, sin tener en cuenta “la cosmovisión” de las comunidades indígenas, causándoles grandes afectaciones, entre ellos, los abusos sexuales.

“Lo más duro, y lo hago con mucho dolor y mucha convicción, es reconocer que esa lectura equivocada trajo como consecuencia para ustedes dolor, desarraigo, desplazamientos, muertes, heridos, el dolor en muchos hogares y algo que fue muy doloroso por lo abominable, que fueron los casos de violencia sexual” dijo ‘Timochenko‘.

El exjefe del desaparecido grupo armado les pidió perdón a los indígenas víctimas que escucharon su confesión, y la oportunidad para reconstruir lo que pasó “para que las nuevas generaciones lo tengan como lección y no se vuelva a repetir”, como se escucha en este video.

Por su parte, el exparamilitar Salvatore Mancuso reconoció, en la misma Comisión, que asesinó al líder indígena Kimy Pernía Domicó, e incluso habló con una hija de él.

“Yo como miembro de facto recibí una llamada del Estado, de las Fuerzas Militares, recibí una orden del comandante Carlos Castaño en este sentido de asesinar; nuestras órdenes eran de dar de baja, eso significa asesinar al líder Kimy Pernía Domicó. Las excusas que estaban dando, porque fueron excusas para hacerlo, porque ustedes entenderán, ustedes recordarán que a ustedes el Estado los censaba, les impedía ingresar alimentos a la zona, porque les decía de ‘manera libre’, lo que ustedes quería llevar no podían llevarlo, porque decían que ustedes allá alimentaban a los grupos subversivos que estaban en la zona [SIC]”, indicó Mancuso.

La víctima respondió que no le guardaba ningún rencor y quería que no hubiera más guerra.