El informe de la entidad indica que la magnitud del temblor fue de 4.1, con una profundidad de 144 kilómetros, y por eso preguntó en sus redes sociales quién lo había sentido.

“Se sintió en Bucaramanga”, “se sintió suave y rápido en Floridablanca”, “se sintió en Medellín”, fueron algunas de las respuestas que usuarios le hicieron llegar al SGC.

Cinco horas antes de este evento, el Servicio Geológico reportó otro movimiento de magnitud 3.0 en la población de Mesetas, en Meta, sin que se conozca de afectaciones.

Además, dos temblores más ya se habían registrado en Acacías, de magnitud 2.7, y en Zapatoca (Santander), de 3.9, sobre la medianoche del viernes y la madrugada de este sábado.

Por fortuna, estos movimientos de la tierra no han dejado daños ni personas afectadas, pues en los cientos de reportes que ha recibido el SGC solo se habla de “sustos”, “cimbronazos de puertas” y edificios que se tambalean.