El reporte preeliminar determinó que la magnitud era de 5,3 grados, pero subió a 5,5 minutos después en el boletín actualizado.

Aunque fue relativamente profundo, 149 kilómetros, su impacto alcanzó a sentirse en varias regiones del país. Además de Santander, personas de Bogotá, Medellín y departamentos como Boyacá confirmaron haberlo sentido con fuerza.

Según el Servicio Geológico, fue el tercer sismo en menos de 24 horas. El primero fue la noche del martes, de 3,1 grados, mientras que el segundo fue de 3,4, hacia las 5:15 de la tarde.

Hasta las 11 de la noche no se reportaron daños ni víctimas y así lo confirmó la dirección de Gestión del Riesgo de desastres de Santander: