El arribo de los colombianos a Bogotá se dio pasadas las 10 de la noche, por lo que ya llevaban un buen rato cuando sucedió el sismo.

Aunque los primeros reportes hablaron de una magnitud de entre 4,4 y 4,7, el Servicio Geológico determinó que la magnitud fue de 4,6.

En redes sociales reportaron haberlo sentido en Los Santos, Piedecuesta, San Gil, Lebrija y Bucaramanga, pero también en Bogotá, Medellín y Cúcuta.

Hasta las 2 de la madrugada no se habían reportado víctimas ni daños materiales.