La entidad dijo en un comunicado que se trata de una medida preventiva que se toma con el objetivo de velar por la seguridad de los usuarios.

Esto porque “se encontraron serias evidencias que indican que presuntamente el cable tractor está desgastado y con varios hilos rotos, mientras que los empalmes y los sensores que sirven al sistema no estarían operando correctamente”.

Los hallazgos se hicieron luego de una visita de funcionarios de la entidad en la que se le hicieron requerimientos en los que la empresa operadora del sistema por cable no puedo evidenciar que “pueda garantizar la operación en condiciones de seguridad”.

Esto representa una inminente situación de riesgo para la vida de los pasajeros que utilizan dicho medio de transporte.

La Supertransporte indicó que pese a que esta es una situación que se evidenció hace varios meses por el operador, este “no adoptó medidas definitivas para poder subsanar esta situación”.

La medida regirá hasta que “se acredite y se garantice que la prestación del servicio es segura y cumple con todas y cada una de las condiciones de seguridad para operar” y el operador no puede interponer ningún recurso para suspenderla.

En ese sentido, anunció la entidad, “Metro Cali S.A. y a la Asociación Cable Aéreo Manizales deberán aportar las evidencias que estimen necesarias para demostrar que el servicio se presta en condiciones de calidad y seguridad con el fin que la medida de urgencia sea levantada por la Superintendencia de Transporte”.

La Supertransporte finalizó comprometiéndose a “acompañar a los empresarios transportadores y socializando con los usuarios sus derechos y deberes para poder realizar viajes bajo las políticas de seguridad y legalidad”.

La nueva administración de la ciudad ya fue notificada, según anunció el mismo alcalde Jorge Iván Ospina: