El hecho se presentó en la zona suroccidental de la ciudad. Al parecer, uno de los uniformados que hacía el procedimiento vio sospechoso el vehículo y lo detuvo para requerirle la inspección de control, de acuerdo con Blu Radio.

La sorpresa se la llevaron los policías cuando encontraron dentro del coche fúnebre a los sujetos, de nacionalidad venezolana, con tapabocas y encaletados en la parte trasera del carro, donde se transportan los cadáveres, añadió la emisora.

Ante el insólito descubrimiento, los agentes interrogaron al conductor sobre el hecho y este argumentó que estaba transportando a esas personas para que le ayudaran con el levantamiento del cuerpo del muerto, según Noticias RCN.

Lo mismo confirmó la coronel María Emma Caro, comandante de la Policía de Tunja, citada por la frecuencia:

“El que iba manejando nos dice que se desplazaba a recoger un cuerpo para un servicio funerario, pero cuando los policías se aproximan al carro encuentran a 7 migrantes”.

Pese a sus argumentos, el conductor y los 7 infractores fueron sancionados por la autoridad por violar la medida sanitaria de aislamiento obligatoria decretada por el Gobierno Nacional. Quedaron sujetos a una multa de 936.320 pesos, según la norma.

El increíble hecho quedó registrado en el siguiente video compartido por Blu Radio, en Twitter: