Lobo, que en la entonces guerrilla de las Farc tenía el alias de ‘Sandra Ramírez’, señaló en Blu Radio que era un “irrespeto” que le preguntaran si ella fue reclutada, porque el grupo armado tenía prohibido reclutar personas, y sancionaba a aquellos integrantes que lo hicieran.

“Si usted ve nuestro reglamento, nosotros no teníamos ese tipo de conductas. Y los compañeros que incurrieron en eso, con toda seguridad te lo digo, fueron sancionados. A la guerrilla se llegaba voluntariamente, nosotros en eso eramos estrictos”, dijo la ahora senadora.

Por su puesto, esa declaración dejó anonadado al periodista Néstor Morales, que le volvió a preguntar si acaso no había documentados “miles de casos de niños que fueron sacados de sus familias a la fuerza, y llevados a las Farc”.

A lo que Lobo respondió: “Que yo sepa, no. Yo en eso sí digo que nosotros teníamos un reglamentamiento en el que sí figuró desde los que años se podía ingresar. Pero en ningún momento reclutación, reclutados forzosamente. Eso no se permitía, eso era delicado“.

Asimismo se refirió a los casos de abuso sexual dentro de la guerrilla y dijo que “fueron mínimos”, y que los cometieron fueron sancionados.

Finalmente, la ahora senadora (por el partido Farc) les dijo a los periodistas de la emisora que los casos ya están en la Justicia Especial para la Paz y que si ellos conocían denuncias de reclutamiento o abusos los llevaran a ese tribunal, que es donde los exguerrilleros van a responder.

Este 20 de julio, Lobo fue nombrada segunda vicepresidente del Senado lo que para muchos congresistas del Centro Democrático fue un escándalo. Otros, como el expresidente Álvaro Uribe (líder del partido de Gobierno), aplaudieron la decisión.