La adulta mayor, de 80 años, y el hombre, de 50 años, fueron sacados a la fuerza de su vivienda (en Arauca) por 4 hombres que llegaron fuertemente armados, informó Caracol Radio. 

Los delincuentes, aparentemente de nacionalidad venezolana, se movilizaban en un Mazda rojo con placas de la ciudad de Bucaramanga, añadió esa frecuencia radial.

El carro fue hallado abandonado al lado de una trocha ilegal cercana al río Arauca (frontera con Venezuela), por lo que se cree que los secuestrados habrían sido trasladados al vecino país, agregó esa emisora. 

En diálogo con Noticias Caracol, Tovar confirmó lo ocurrido e hizo un pedido a los captores para que liberen a su mamá y a su hermano, ya que los dos tienen serios problemas de salud. 

“Pedirles a las personas que los tienen que devuelvan a una persona de esa edad [su mamá] y a un hombre que no le hace nada a nadie como mi hermano. No por mí; uno en este trabajo ya sabe a lo que se atiene, pero no a ellos que nada tienen que ver”, manifestó en ese medio el exalcalde de Arauca y exrepresentante a la Cámara. 

De igual forma, indicó que por su militancia en el Centro Democrático siempre ha sido víctima de amenazas por parte de la guerrilla. 

Toda la vida he estado amenazado, bajo la lupa de la guerrilla por mis posiciones, pero me encuentro en Bogotá; acá no había recibido amenazas ni había tenido conocimiento de nada”, apuntó Tovar en ese noticiero. 

Finamente, el dirigente político hizo un nuevo llamado a los delincuentes y les pidió encarecidamente que liberen prontamente a sus familiares para que puedan retomar los cuidados en salud que ameritan. 

“Pedirles que sean humanos, ellos también tienen mamá. Mi mamá no es culpable de mi posición política y de mi forma de pensar. Mi mamá no es culpable de eso, por favor, dejen en libertad a una persona que está enferma. Están acelerándole la muerte a mi señora madre”, concluyó Tovar, en conversación con Noticias Caracol.

Este es el testimonio de Luis Emilio Tovar, publicado por Noticias Caracol: