La conclusión del diplomático sería que Santos tenía buenas posibilidades de ser elegido, de acuerdo con Caracol Radio.

Los informes donde consta la conversación de Brownfield con Santos tendrían fecha del 14 de abril de 2008, y hacen parte del grupo de cables liberados por Wikileaks con motivo de su captura en Londres.

No obstante, Santos parecía ver poco probable un tercer periodo de su antecesor, por lo que renunció a tiempo para no habilitarse y comenzó a moverse para erigirse como presidenciable, añade El Tiempo.

Sus dudas no estarían solo fundamentadas en la imposibilidad de que se aprobara constitucionalmente la segunda reelección, que fue lo que finalmente catapultó a Santos como heredero del legado de Uribe: “Incluso dudó de que Uribe lograra conseguir los 7,2 millones de votos que necesitaría para que el referendo reeleccionista fuera válido”, escribe ese diario.

Supuestamente, Santos también consideraba que el escándalo de las chuzadas del Das le habría hecho mella al gobierno Uribe, al igual que no veía competencia en Andrés Felipe Arias por el escándalo de Agro Ingreso Seguro.

Para la cadena radial, otro tema recurrente en esos cables era el apoyo del gobierno de ese entonces al establecimiento de bases militares estadounidenses en Colombia, particularmente en Palenquero, pero explica que ese deseo no sería frontal previendo la reacción adversa de los gobiernos de Ecuador y Venezuela, con los que tenía roces en ese entonces.