A través de su cuenta en Twitter, el mandatario caleño compartió las “grandes y maravillosas noticias” sobre el rescate de la joven de 23 años de edad, que había sido vista por última vez en su carro el pasado lunes 17 de agosto.

Jorge Iván Ospina agradeció al CTI y al Gaula del Ejército en un trino que acompañó con una fotografía en la que se ve a la universitaria, al parecer, luego del operativo que permitió su libertad en la capital del Valle.

El alcalde de Cali no entregó mayores detalles sobre las circunstancias de la liberación de la estudiante de Economía y Negocios Internacionales de la Universidad Icesi.

Entre tanto, la Secretaría de Seguridad y Justicia de Cali afirmó, también en su cuenta en Twitter, que este rescate se dio gracias a un trabajo articulado entre el Gaula Militar, el CTI, la Fiscalía y la Policía de la ciudad.

Aún no se ha confirmado si su caso se debió a un secuestro, dijo el diario caleño El País al referir “versiones extraoficiales” que así lo indicaban. Su familia, añadió ese medio, había desmentido dicha información.

No obstante, Blu Radio Pacífico se refirió, en Twitter, al caso como un secuestro, citó a las autoridades respecto a las investigaciones que se adelantan para identificar a los autores del delito y publicó las declaraciones de la joven recién rescatada en las que ella daría a entender que, en efecto, estuvo secuestrada estos 6 días.

“Era gente encapuchada, nunca se dejaban ver. No sé por qué me cogieron, cómo llegaron a mí. Ese día fue horrendo, me llevaron a un lugar que tampoco sé porque no veía nada. Hubo cosas feas al principio, pero ya después todo era tres comidas al día”, señaló la estudiante en la emisora sobre el día de su desaparición y los días posteriores a esta.

“Ellos me taparon, me dijeron que me tenía que alistar, que me iban a llevar a otra parte, ya después me dejaron en la calle y cogí un taxi”, añadió Salazar, de acuerdo con el testimonio publicado por la frecuencia radial en Twitter.

Cabe recordar que las autoridades habían ofrecido el pasado jueves una recompensa de $100 millones por información que permitiera dar con el paradero de Natalia Salazar.

La universitaria había sido vista por última vez, el pasado lunes, en el sector de Ciudad Pacífica, cuando iba en su carro, pero las autoridades habían encontrado horas después el vehículo en otra zona, en el barrio Villa del Lago, sin rastros de la joven, publicó El País en su momento.

La noche previa a su desaparición, Salazar no se quedó en su casa; pasó la noche donde una amiga y el lunes avisó a sus familiares que ya iba de regreso, pero nunca llegó. Incluso, detalló el diario regional, su reloj fue hallado a varios kilómetros del lugar en donde se le vio por última vez, incluso lejos de su carro.