“Me llamó la atención que nadie se hubiera preguntado por el sentido de ese participio puesto ahí, como si semejante crisis hubiera sido motivada por una afrenta a la virilidad del personaje”, manifestó Reyes en una columna publicada por El Tiempo.

“Algunos medios, acostumbrados a transcribir sin rechistar los culteranismos y los latinajos de ciertos abogados, creyeron oír ‘enascuradas’ (sic) en el discurso de Martínez y publicaron una palabra que ni siquiera existe”, señaló la escritora.

Combinando esos criterios de búsqueda, Google conduce a un enlace de El Tiempo en donde está la declaración completa del fiscal.

En seguida, la columnista acudió a la Real Academia de la Lengua para explicar el significado del verbo emascular:

“Extirpar o inutilizar los testículos o los testículos y el pene de un hombre o de un animal macho” o “capar”, precisó Reyes al resumir lo que para ella es la definición más escueta de la Academia.

Pero lo que realmente cree la autora del muy buscado y leído libro de cuentos ‘El terror de sexto B’, publicado por Alfaguara, es que esa expresión podría corresponder a una “agenda oculta” que va más allá de la pataleta del cuestionado Martínez Neira y correspondería a un discurso oportunista, para salir como héroe y la posibilidad, todavía más enmarañada “de mensajes que no alcanzamos a descifrar”.

“En esta coyuntura actual tan difícil para la justicia, con semejante mezcla amorfa entre narcotráfico, control territorial, asesinatos de líderes, polarización política, presiones internacionales y falta de liderazgo presidencial, el rol del Fiscal habría podido ser el de continuar trabajando desde el Estado de derecho”, puntualizó Yolanda Reyes.