Andrea Díaz, voluntaria de la fundación, contó en ‘Arriba Bogotá’ que los canes fueron abandonados por aparte, con unos 30 minutos de diferencia. Según su relato, el primer perro apareció en un costal, “quemado, bañado en aceite y con llagas”; aunque ella lo auxilió de inmediato, el animal convulsionó y murió al entrar en un paro cardiorrespiratorio.

Díaz agregó que, en medio de la conmoción, desconocidos abandonaron al segundo perro:

“Nos timbraron, me asomé a la ventana y alcanzamos a ver a una persona. Bajé corriendo con mi celular grabando y cuando abrí ya no había nadie. [El perro] estaba en un costal, pensé que estaba muerto; lo destapamos y estaba igual [que el otro]: lleno de aceite, quemado…”.

Lorencita Villegas, directora de la fundación, aseguró en Caracol Radio que por fortuna a este segundo animal —que estaba “hirviendo en fiebre”— alcanzaron a llevarlo a una veterinaria, donde aún lucha por su vida.

De acuerdo con su testimonio a la emisora, hay indicios de que ambos perros eran hermanos.

A través de Facebook, la fundación informó que el animal se encuentra hospitalizado “en estado crítico” y por eso acuden a la solidaridad de las personas, pues necesitan recursos para el tratamiento.

A continuación, los datos de las cuentas donde puede donar para ayudar al perro:

  • Cuenta de ahorros de Bancolombia: 05400011411; NIT 901226961-2
  • Nequi y Daviplata: 3123512189

A continuación puede ver el informe de ‘Arriba Bogotá’: