Las marchas de la minga indígena en Bogotá, del pasado 19 de octubre, marcaron un hito en la historia de la ciudad al ser unas de las pocas manifestaciones pacíficas que han visto la capital.

Los indígenas, quienes cruzaron desde Cauca hasta Bogotá, se alojaron en el Palacio de los Deportes, marcharon por la ciudad pacíficamente, cuidaron el carril de Transmilenio y hasta castigaron a ladrones infiltrados que se querían meter a la movilización.

“Se querían involucrar muchas personas que no eran de la minga y, como nosotros ya conocemos la gente, ya que cada resguardo tiene su comunidad en una lista, entonces veíamos gente rara y los investigábamos”, dijo en ese momento uno de los integrantes de la minga indígena, en diálogo con Blu Radio.

Esta persona también le contó a ese medio que todo esto lo hacen con la intención de que los delincuentes no repitan esos actos y que en ocasiones llegan a hacer “rezos con plantas típicas de la cultura para que los espíritus calmen el cuerpo agitado” antes de eso que llaman armonización (fuetazos).

Una de las primeras en celebrar el comportamiento de la minga indígena, el día de sus marchas, fue Claudia López, quien en su cuenta de Twitter valoró la movilización respetuosa de los indígenas en Bogotá.

“Agradezco a la minga que avanza pacífica y organizadamente hacia la Plaza de Bolívar por la ruta acordada, no solo respetando el carril de Transmilenio sino que la propia guardia indígena lo protege para que no sea invadido”, escribió en su momento la alcaldesa, en esa plataforma.

Los halagos para la minga indígena llegaron también por parte del Gobierno Nacional, a pesar de que este mismo se mostró reacio a la marcha aduciendo presuntos contagios de COVID-19 dentro de la manifestación que cruzó desde Cauca hasta Bogotá.

“La minga indígena mostró a los colombianos que sí se puede protestar pacíficamente. Reiteramos la disposición permanente del gobierno para seguir conversando y resolviendo sus solicitudes en la medida de lo posible”, apuntó la ministra del Interior, Alicia Arango, en su cuenta de Twitter.

Así se vivió la marcha pacífica de la minga indígena, en octubre:

Pedido para que marchas de este jueves sean como las de la minga

También lo hizo López por medio de su cuenta de Twitter, donde puso el buen comportamiento de la minga indígena como un referente de lo que se debe hacer en las marchas venideras en Bogotá.

“A quienes se manifiestan hoy, nuestro respeto y el llamado a seguir el ejemplo pacífico de la minga; a cuidarse y cuidar a los demás con bioseguridad”, escribió la alcaldesa Claudia López, en esa red social.

El pedido de López se da horas antes del inicio de una nueva jornada del paro nacional, que fue convocado por el Comité Nacional del Paro y Fecode, y que agrupará a varias personas en el Parque Nacional (oriente de Bogotá).

Fecode expone que el paro busca la derogatoria del Decreto 1174 y la negociación del Pliego de Emergencia que le fue entregado al Gobierno Nacional, pero que, según ellos, se ha negado a negociar.

De igual forma, las centrales dicen que protestarán para rechazar los asesinatos, las masacres y la represión de la protesta social. Aseguran que las calles se llenarán en defensa de la vida, de la paz, de los acuerdos de paz y de su implementación.

Los promotores del paro exponen que su pliego de emergencia tiene puntos centrales en “la defensa de la soberanía y la seguridad alimentaria nacional, el cumplimiento de los acuerdos firmados con Fecode, la defensa del empleo y la renta básica”. Finalmente Fecode señala que el paro también respalda al sector salud, “en rechazo al proyecto de ley 010, que cursa en el Congreso”.

Este es el pedido de Claudia López de cara a las marchas de este jueves en Bogotá: