La investigación fue publicada, este viernes, en la revista científica Vaccines, y allí se estipula que la paciente se infectó en cuestión de dos meses con dos linajes distintos del coronavirus.

Los autores del estudio analizaron tres casos de pacientes que arrojaron positivo en las pruebas PCR, que se les practicaron con meses de diferencia, y dos de estas personas fueron clasificadas como posibles casos de COVID-19 persistente.

Luego de revisar las secuencias genómicas de las muestras se confirmó, según el documento, que estas dos personas presentaban el mismo linaje del virus.

Pero la sorpresa vendría cuando al analizar el caso de la mujer que había dado positivo en la prueba el 13 de julio, y que desde el día 9 del mismo mes presentó síntomas “con tos, fiebre, odinofagia y fatiga”, se encontró que para el 3 de agosto arrojó resultado negativo.

No obstante, se lee en el documento, “el 12 de agosto, el paciente volvió a presentar fiebre recurrente y odinofagia, y una nueva RT-PCR resultó positiva”.

Esta mujer presentaba “hipertensión arterial, gastritis y artrosis”, y en la historia clínica se estableció el uso de medicamentos como Losartán, ácido acetilsalicílico y Omeprazol “como tratamiento” para su enfermedad.

Estudio sobre mujer que se reinfectó de coronavirus en Colombia

El estudio genómico a las dos muestras positivas de la paciente arrojó que presentaba dos infecciones independientes: la primera por linaje B.1 y la segunda, por el B.1.1.269, “que son filogenéticamente distantes”, lo que sugiere “un caso potencial de reinfección”.

“El linaje B.1 es muy frecuente en Colombia (alrededor del 40% de todos los genomas colombianos del SARS-CoV-2 reportados hasta la fecha). Esto corresponde al primer informe de B.1.1.269 en el país, que sugiere que la nueva detección de linajes explica la mutación del SARS-CoV-2”, aseguran los investigadores.

Este caso resalta, según el estudio, “la necesidad de continuar fortaleciendo los esfuerzos para mejorar la vigilancia genómica y ampliar la capacidad de secuenciación en el país, ya que el número de genomas disponibles actualmente es escaso”.

En cuanto a la paciente, los investigadores informaron que se recuperó satisfactoriamente luego de la segunda infección.

El estudio estuvo a cargo del microbiólogo y presidente de la Asociación de Parasitología Juan David Ramírez, que trabajó junto con Marina Muñoz, Nathalia Ballesteros, Luz H. Patiño y Sergio Castañeda, del Centro de Investigaciones en Microbiología y Biotecnología de la Universidad del Rosario.

También participaron Carlos Rincón, Claudia Méndez, Carolina Oliveros, Julie Pérez, Elizabeth Márquez y Frank de los Santos Ortiz, del Grupo de Investigación en Enfermedades Tropicales del Ejército.